BLOG

EL ARCHIVO COMPLETO

¡Gracias por visitarme! dale click al título que más se te antoje leer.

Pau

CUANDO ME VOLVÍ CALOR

Aventé luces en el cielo, mandé señas y hasta grité a todo pulmón. ¡Intenté de todo!

Pero olvidé recordar lo más elemental: Si no encuentras el foco del cuadro, hay que cambiar la perspectiva.

LLEGANDO AL PARAÍSO
.

Llegando al paraíso, aprendí que mientras más aprendo, menos sé. Y aprendí a identificar con certeza lo que es magia pura y real: la aceptación.

EL PERRO QUE PERSIGUE COCHES

Estos pensamientos han tomado la mayor parte de mis días en muchas etapas. Como en esta de la que estoy saliendo.
Te presento cómo me escucho en depresión.

LA BATUTA DE LA ABUELA
.

Mi Abuela era increíblemente carismática y sin duda un pinche personaje, una mujer sumamente inteligente que me dejó muchos regalos.

LA TIERRA DE LA LIBERTAD

Muchos pensamientos paranoides pasan por mi cabeza desde que soy niña. Con el tiempo, se pusieron peor.

Tan terribles que tenía que huir de México

EL TOC Y EL TEC

Me corrieron de las peores escuelas en prepa y pasé a ser la número uno en una de las mejores universidades.

¡Gracias, TOC! I guess?

A VECES NO COMPRENDO

En esto de las enfermedades mentales…. ¡hay de todo tipo!
Desde la gripa más simple hasta la neumonía más cabrona.
Todas llevan su carga.
Y sanarlas duele.

SANAR DUELE

Cuando tenía dieciséis tenía un pensamiento muy recurrente:
«¿Qué tal si un día me despierto y resulta que maté a toda mi familia y no me acuerdo?»
Voltear atrás a veces asusta y muchas veces duele.

LAS PREGUNTAS CORRECTAS

Todos los días me pregunto cosas y durante mucho tiempo me he hecho las preguntas incorrectas.
Tan pero tan incorrectas que hasta me quemé las manos por tanto limpiar.

EL LUGAR MÁS SEGURO

Me aviento «cuarentenas voluntarias» y hoy quise abrir la puerta del lugar donde me encierro mucho y muy seguido. Mi lugar más seguro: el baño.

LA GENTE QUE ADMIRAS

Me atreví a contarle a mis amigos que necesitaba ayuda y me animé a darme una vuelta por el consultorio del doctor psiquiatra.
Esto es lo que viví antes de y al escuchar de mi diagnóstico.

AHÍ ME DI CUENTA

Siempre supe que había algo diferente en mí. Tenía mucho miedo de enfrentarlo y pasé por todo tipo de «auto-diagnósticos» antes de atinarle.
Así fue cómo me di cuenta que tenía TOC.

ESTOY LISTA

Pasé de la peor negación a la peor desesperación por verme.
Estoy lista para enfrentar lo que se viene.
Estoy lista para aprender a manejar mi: Trastorno Obsesivo Compulsivo.


SUSCRÍBETE

Si quieres recibir notificaciones de nuevas entradas déjame tu mail aquí abajo.

A %d blogueros les gusta esto: